viernes, marzo 28, 2008

lo nunca echo

¿Como es que una caseta telefónica puede durar tanto tiempo viva?

Sola, ahí, como si no fuera nada, y es que en realidad no lo es. No es mas que una caseta,
la gente pasa al rededor, sin prestarle atención, miran por todos lados y rara ves alguien persive su presencia; cuando esto sucede, cuando alguien la ve, solo es para hacerle algo malo.
(En realidad no hay una sola caseta que no tenga escrito algo grosero.)
Como la mayoría de las personas tenemos celular, nunca usamos uno teléfono público, haciendo que sean mas inusuales, en la actualidad su grado de útilidad es casi nulo.
Nadie se dedica siquiera a mirarla, a imaginar que puede sentir, que puede ver, que ha visto.
Nunca nadie se imagina ser caseta de teléfono. y hoy, yo soy nadie.



SusY...

2 comentarios:

Janeth Chan dijo...

Soy una caseta telèfonica con todas esas groserias escritas sobre mi, quizas apesto a cigarro, nadie se acerca, no... pero simpre recuerdo aquella vez que comunique a un niño perdido con su madre, o a aquel sujeto que hablaba con su amada, al otro lado de la ciudad, cuanta cursileria, o cuando me usaban màs que para plajearme, cuando los perros no se orinaban en mi (mendigos perros >_<)... O aquella vez, cuando doña Elisa, la vecina mitotera, hablò a la policia que por que un hombre se habìa metido en casa de los Ochoa, y resultò ser el sobrino que venìa de vacaciones.
Mira! un trabajador, ¿què hace con ese desatornillador?... creo que es el fin.

Luis G dijo...

te viajaaaaasteeeee!